Lifting de cuello

Estética facial

Si busca una forma de parecer más joven y deshacerse de la flacidez, el lifting de cuello puede ser la solución perfecta.

El lifting de cuello es un procedimiento quirúrgico que se centra en mejorar el aspecto de la zona del cuello. Suele realizarse para eliminar signos de envejecimiento como la piel flácida, el exceso de grasa y la laxitud muscular en el cuello y la mandíbula. A menudo se realiza junto con un lifting facial. El procedimiento comienza con la administración de anestesia para garantizar la comodidad del paciente durante toda la intervención.

El cirujano realiza pequeñas incisiones bajo la barbilla o detrás de las orejas durante el lifting de cuello, en función de las necesidades específicas del paciente. El exceso de grasa puede eliminarse de estas incisiones mediante técnicas de liposucción. También se pueden tensar los músculos subyacentes del cuello para restaurar la firmeza y el contorno. Además, la piel suelta o flácida se recorta y reposiciona cuidadosamente para conseguir un aspecto más terso y juvenil.

La recuperación tras un lifting de cuello suele implicar un periodo de inactividad de varias semanas. Los pacientes pueden experimentar hematomas, hinchazón y molestias, que pueden tratarse con medicamentos recetados. Es importante seguir las instrucciones de cuidados postoperatorios proporcionadas por el cirujano para garantizar una cicatrización adecuada. Los resultados finales de la cirugía de lifting de cuello suelen aparecer al cabo de unos meses, lo que permite a los pacientes lucir un perfil del cuello más definido y rejuvenecido.

Estamos aquí para ayudarle con todas sus preguntas sobre cirugía estética, incluido el precio, y mucho más, ¡o póngase en contacto con nosotros!

Lifting de cuello

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuánto dura el lifting de cuello?

La duración de los resultados obtenidos con el lifting de cuello puede variar de una persona a otra. Aunque el lifting de cuello no detiene el proceso de envejecimiento, puede proporcionar mejoras duraderas en el aspecto del cuello y la mandíbula. Por término medio, los resultados de un lifting de cuello pueden durar de 10 a 15 años o más. Factores como la genética, el estilo de vida y el régimen de cuidado de la piel pueden influir en la duración de los resultados. También es importante recordar que, aunque las mejoras quirúrgicas son duraderas, el proceso natural de envejecimiento continuará y pueden producirse algunos cambios con el tiempo. Un mantenimiento regular y unas buenas prácticas de cuidado de la piel pueden ayudar a prolongar los beneficios estéticos de un lifting de cuello. La consulta con un cirujano plástico cualificado puede proporcionar una evaluación más personalizada de la longevidad esperada de los resultados en su caso concreto.

¿Es peligroso el lifting de cuello?

Como cualquier intervención quirúrgica, el lifting de cuello conlleva algunos riesgos y posibles complicaciones. Sin embargo, cuando la realiza un cirujano plástico cualificado y con experiencia, la intervención suele considerarse segura. Las complicaciones son relativamente raras, pero pueden incluir hemorragias, infecciones, reacciones adversas a la anestesia, cicatrices, lesiones nerviosas y resultados estéticos insatisfactorios. Es importante consultar a un cirujano plástico colegiado que evalúe su estado de salud individual, analice los posibles riesgos y le guíe en el proceso de toma de decisiones. Si sigue las instrucciones pre y postoperatorias y elige un cirujano de confianza, podrá minimizar los riesgos asociados al lifting de cuello.

¿Merece la pena un lifting de cuello?

El lifting de cuello puede ser una opción valiosa para las personas a las que les molesta la piel flácida, el exceso de grasa o la laxitud muscular en la zona del cuello y desean un contorno del cuello más joven y definido. Puede mejorar el aspecto del cuello y la mandíbula, proporcionando un perfil facial rejuvenecido y más equilibrado.

¿Es doloroso un lifting de cuello?

Los niveles de dolor experimentados durante la intervención quirúrgica pueden variar de una persona a otra. En general, los pacientes pueden esperar algunas molestias y un dolor de leve a moderado tras la intervención. Sin embargo, el dolor suele controlarse con analgésicos prescritos y tiende a disminuir gradualmente en los días y semanas posteriores a la intervención.

Lifting de cuello ¿cómo se hace?

El cirujano comienza la cirugía de lifting de cuello con una anestesia para garantizar la comodidad del paciente. Una vez que la anestesia ha hecho efecto, el cirujano realiza cuidadosamente incisiones en puntos clave, generalmente detrás de las orejas o debajo de la barbilla, teniendo en cuenta las exigencias específicas del paciente. Estas incisiones permiten al cirujano llegar a los tejidos subyacentes del cuello. Se pueden utilizar procedimientos de liposucción para eliminar el exceso de grasa, y con frecuencia se tensan y realinean los músculos subyacentes para mejorar la forma y la rigidez del cuello. Además, la piel flácida o suelta se recorta y se vuelve a cubrir minuciosamente para conseguir un aspecto más terso y juvenil. A continuación se utilizan suturas u otros procedimientos de cierre para cerrar las incisiones, y se dan al paciente instrucciones sobre los cuidados postoperatorios. Seguir las instrucciones del cirujano, controlar las molestias con los fármacos prescritos y acudir a las citas de seguimiento forman parte del proceso de recuperación.

 

Póngase en contacto con nosotros si tiene alguna pregunta.

Encuentre los mejores tratamientos y los médicos y clínicas más populares

Tratamientos de oído, nariz y garganta

Emprenda un viaje de bienestar, relajación y rejuvenecimiento. Desconecte y relájese en uno de los mejores centros de spa

La prevención salva vidas Hágase el chequeo ahora

Formulario de solicitud

Obtenga su consulta gratuita

Scroll al inicio