Inlay y Onlay

Dental Treatments

Si busca una forma de reírse cómodamente, los empastes inlay y onlay pueden ser la solución perfecta.

La odontología ofrece dos métodos únicos para empastar los dientes: Inlay y Onlay. Estos procedimientos se utilizan para restaurar las zonas dañadas del diente, pero difieren en su enfoque.

El empaste con incrustaciones consiste en eliminar la zona afectada mediante una fresa o láser antes de sustituirla por materiales duraderos como cerámica, oro o porcelana. El resultado es un acabado de aspecto natural que se integra perfectamente en su sonrisa.

Por otro lado, los onlays consisten en colocar piezas prefabricadas en las superficies externas después de eliminar cualquier daño; estas piezas pueden estar hechas de materiales a base de resina como la cerámica y la porcelana, que ofrecen un aspecto igualmente convincente cuando se unen correctamente.

Todo lo que necesita saber sobre el tratamiento dental, incluido el precio, los cuidados postoperatorios y el proceso de cicatrización, o póngase en contacto con nosotros.

Inlay y Onlay

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es un inlay y un onlay?

En odontología, las incrustaciones inlay y onlay son restauraciones hechas a medida que se utilizan para reparar dientes dañados o cariados. Una incrustación se utiliza cuando el daño está dentro de las cúspides o la superficie de masticación del diente, mientras que una incrustación se utiliza para daños más extensos que se extienden más allá de las cúspides. Tanto las incrustaciones inlay como las onlay se crean en un laboratorio dental y luego se adhieren al diente. Proporcionan un aspecto natural y resistencia al tiempo que preservan la estructura natural del diente. La elección entre una incrustación y una incrustación depende del alcance del daño.

¿Qué son las incrustaciones inlay y onlay en odontología?

En odontología, una incrustación es un empaste hecho a medida que se utiliza para reparar daños o caries en la superficie de masticación de un diente. Se coloca en el interior del diente. En cambio, una onlay es una restauración más amplia que cubre una porción mayor del diente, incluidas una o varias superficies. Se coloca sobre el diente. Tanto las incrustaciones inlay como las onlay se fabrican en un laboratorio dental y se adhieren al diente con cemento dental. Proporcionan un aspecto natural y son alternativas duraderas a las coronas dentales completas. La elección entre una incrustación y una onlay depende de la extensión del daño dental.

¿Cuánto cuesta un inlay y un onlay?

El coste de una incrustación y una incrustación puede variar en función de factores como el material utilizado, la complejidad del caso y los honorarios del dentista. Por término medio, puede oscilar entre 500 y 1.500 dólares por diente. Lo mejor es consultar con un dentista para obtener una estimación precisa del coste en función de su situación específica.

¿Se pueden sustituir las incrustaciones?

Sí, las incrustaciones pueden sustituirse si es necesario. Con el tiempo, una incrustación puede desgastarse, dañarse o desarrollar nuevas caries alrededor de sus bordes. Si esto ocurre, el dentista puede retirar la incrustación existente y sustituirla por una nueva para restaurar la función y el aspecto del diente. El proceso suele consistir en retirar la incrustación antigua, preparar el diente y tomar impresiones para crear una nueva incrustación a medida. A continuación, la nueva incrustación se pega en su sitio con cemento dental. Si le preocupa una incrustación existente, lo mejor es consultar a un dentista que pueda evaluar la situación y determinar si es necesario sustituirla.

 

Póngase en contacto con nosotros si tiene alguna pregunta.

Encuentre los mejores tratamientos y los dentistas y clínicas más populares

Formulario de solicitud

Obtenga su consulta gratuita

Scroll al inicio